Corredera MonorailEs el tipo de ventana que más se encuentra en España hoy en día. La anterior normativa de edificación no especificaba requerimiento alguno para la ventana en lo que a conservación de energía se refiere. La corredera, pese a ser la que nos brinda peores niveles de estanqueidad y aislamiento térmico es, sin duda alguna, la opción más económica.

Su construcción es muy simple y consta de un marco sobre el que se deslizan las hojas horizontalmente. En un mismo marco podemos disponer de dos, tres o cuatro hojas.

Corredera tres carrilesEn el caso de las ventanas correderas en aluminio, sin Rotura de Puente Térmica, no podremos alojar vidrios con una composición que requiera más de 22 mm.

Ventajas:

Es la opción más económica.

Nos permite manejar aperturas relativamente grandes con hojas de más de un metro de ancho.

Fácil operación siempre y cuando los rodamientos de la hoja así como el carril de la guía estén en buen estado.

Nos permite graduar la ventilación.

Desventajas:

En caso de lluvia no nos permitirá ventilar sin correr el riesgo de entrada de agua en la vivienda.

Dependiendo del ancho y alto de la hoja, su limpieza puede resultar dificultosa.

Los niveles de estanqueidad son bastante limitados.

Presenta un bajo nivel de protección contra actos vandálicos. Son fáciles de violentar desde el exterior.

Solo podremos abrir el 50% de del hueco de la ventana, En caso de ventanas correderas de tres hojas con tres carriles podremos disponer de una apertura equivalente a dos tercios del total del hueco.

A fin de incrementar el nivel de estanqueidad y aislamiento térmico y acústico  existe la posibilidad de colocar una segunda ventana corredera por el exterior a modo de contraventana. El inconveniente principal viene dado por el aumento del número de hojas a limpiar y la dificultad para hacerlo.