Ventana practicableLas ventanas practicables son aquellas que poseen las bisagras en los montantes verticales. La apertura puede ser hacia el interior o hacia el exterior, a mano derecha o izquierda, dependiendo del sentido de giro.

El sentido de apertura, siempre visto desde el interior de la vivienda, nos lo indica la posición de las bisagras de la hoja que vamos a abrir. En el caso de la imagen tenemos una ventana de una hoja practicable con apertura al interior y giro hacia la izquierda.

Podemos disponer  de ventanas de una o dos hojas. Al abrirlas tendremos el hueco diáfano, sin obstrucciones. Como alternativa podremos crear modulaciones combinando ventanas de una, dos hojas, fijos y ventanas o fijos con formas.

De llevar dos hojas, normalmente una de ellas, la "hoja activa", llevará colocada la manilla de apertura y cierre. Será la primera hoja que abramos y la última que cerremos. La otra, la "hoja pasiva" puede no llevar elementos de cierre, llevar pasadores, uno superior y otro inferior, o disponer de una falleba oculta con distintos puntos de cierre.

El acristalamiento puede ser con vidrio sencillo, doble acristalamiento con cámara de aire o argón o bien doble cámara y triple acristalamiento. El número de vidrios y sus características dependerá de los niveles de aislamiento térmico y acústico que deseemos lograr.

Su mantenimiento y limpieza se realiza con suma comodidad siempre que la apertura sea hacia el interior de la vivienda. Debemos tener cuidado al ventilar que no se golpee la hoja en caso de producirse una ráfaga fuerte de viento.