Ventana correderaRecomendables para estancias pequeñas a fin de maximizar el aprovechamiento del espacio. Salidas a terrazas o jardines.

Las hojas se deslizan sobre las guías del marco, el cual puede ser de dos o tres carriles. Dependiendo del número de hojas podremos disponer desde el cincuenta por ciento de la apertura con dos hojas o bien los dos tercios del total del hueco al emplear tres hojas en marco de tres carriles.

Pueden llevar sistema de cierre con llave, cerrar en un solo punto con manilla tipo empotrable o con cierre multipunto y manilla exterior en una de las hojas. Los burletes colocados en los laterales de la hoja sirven de barrera al paso del aire exterior.

Podemos emplear distintos tipos de acristalamiento. El el caso de las ventanas de aluminio sin rotura de puente térmico el máximo hueco de alojamiento de cristal será de 20 mm.Corredera Aluminio con RPT

Para ventanas de PVC y aluminio con rotura de puente térmico  podremos emplear colores de acabados diferentes en el exterior y el interior de la ventana.

Para incrementar el nivel de estanqueidad y atenuación acústica, con este tipo de aperturas, podremos utilizar una segunda puerta corredera por el exterior a modo de contraventana.