Edificio de oficinas con fachada acristaladaElemento fundamental de nuestra ventana, permitirá la entrada de luz, nos protegerá del viento y del ruido y contribuirá a disminuir el gasto energético para climatizar las habitaciones. Nos brinda seguridad y protección sirviendo, a un mismo tiempo, como elemento decorativo.

El vidrio empleado en la construcción está compuesto en un 70% por arena de sílice, 14% por Sosa en forma de sulfato o carbonato, 10% de Cal y  óxidos como la alúmina o la magnesia que contribuyen a mejorar las propiedades físicas del vidrio.

Para fabricar el vidrio se introduce la mezcla en un horno, realizando el proceso de fusión a temperaturas de aproximadamente 1.550 ºC. Posteriormente se vuelca sobre estaño fundido a una temperatura de 1.000 ºC. Debido a que el vidrio posee una densidad menor, flotará sobre el estaño formando una capa con un espesor de 6 a 7 mm, de ahí la denominación de "vidrio flotado". El estaño y el fuego se encargan de pulir las caras del vidrio. Acelerando o retardando la velocidad del vertido del vidrio sobre el estaño se obtienen diferentes espesores.

El siguiente paso implica reducir progresivamente la temperatura del vidrio de 620 a 250 ºC, finalizando su enfriamiento finalmente al aire libre permitiendo así que el vidrio se libere de tensiones internas que impedirían realizar la operación de corte adecuadamente.

Finalmente se cortan las planchas de vidrio en medidas de 6 x 3,21 metros.

La densidad del vidrio es de 2,5 Kg/M2 por milímetro de espesor. Un vidrio de 1 x 1,5 mts con un espesor de 8 mm tendrá un peso de 30 Kg (2,5 x 1 x 1,5 x 8).

La superficie acristalada de las ventanas debe representar el 35% al 50% de la superficie de la fachada.

¿Qué alternativas existen para acristalar una ventana?

Disponemos de vidrios sencillo o composiciones con acristalamiento doble o triple. Hay vidrios de seguridad, de protección, vidrios bajo emisivos, incoloros, traslúcidos, de color, para atenuación acústica, entre otros.

¿Qué tipo de vidrio elegir?

Acristalamiento sencillo o monolítico: lo emplearemos en aquellos casos donde no tengamos requerimientos de climatización, como pueden ser garajes, o dependencias en las que la protección, seguridad y conservación de energía no sea un requerimiento a tener en cuenta. Suele emplearse vidrios de 4 o 6 mm para ventanas pequeñas.

Cuando se presenta requerimiento de seguridad o protección debemos seleccionar un cristal laminado. Este está formado por al menos dos vidrios unidos entre si por medio de una delgada capa adhesiva (butiral), lo que garantiza que en caso de rotura no se desprendan con facilidad fragmentos de cristal, otorgando así un plus de protección contra intrusos. Es este tipo de acristalamiento el empleado en escaparates de tiendas y divisiones internas acristaladas (otra alternativa es el vidrio templado).

Podemos emplear distintos espesores de vidrio, siendo el más básico la combinación de dos cristales de 3 mm con una capa de butiral intermedio, el que se denomina 33.1 o bien 3+3 con un butiral. Dependiendo del nivel de seguridad que deseemos lograr, podremos emplear vidrios de mayor espesor combinados con diferentes capas de butiral obteniendo de esta forma los vidrios "blindados".

Doble Acristalamiento: A fin de obtener niveles adecuados de aislamiento térmico se emplean combinaciones de vidrios separados por una cámara de gas, pudiendo ser este aire deshidratado o bien un gas pesado e inerte como el Argón.  Ambos cristales están separados por un perfil rellenado con material desecante y sellado doblemente en todo el perímetro a fin de garantizar la estanqueidad de la cámara. En un doble acristalamiento nunca deberá observarse condensación o acumulación de polvo en el interior de la cámara. De ser así, significaría que ha fallado el sellado de la cámara y tendremos que reponer el acristalamiento a fin de poder disponer de las máximas prestaciones de la ventana. La composición de este tipo de acristalamiento suele representarse como: 4/16/4 en este caso se refiere a una vidrio de 4 mm en la cara interior, cámara de aire de 14 mm y vidrio de 4 mm por el exterior. Otro ejemplo podría ser: 4/14 argón/3+3 en cuyo caso tendríamos un vidrio de 4 mm por el interior, una cámara de 14 mm con gas argón y un vidrio exterior laminado compuesto por dos vidrios de 3 mm cada uno.

Hoy en día es normal emplear doble cámara con tres vidrios a fin de lograr excelentes niveles de atenuación acústica y aislamiento térmi

A modo de ilustrar la diferencia de aislamiento térmico entre un vidrio sencillo y un doble acristalamiento  veamos  los valores de Transferencia Térmica para cada uno de ellos:

Espesor de Vidrio

Cámara de AirePérdidas en W por M2 ºK
4 mm (Simple) Sin cámara 5,8
4 mm (Doble acristalamiento) 6 mm 3,3
4 mm (Doble acristalamiento) 8 mm 3,1
4 mm (Doble acristalamiento) 12 mm 2,9